oO Reino de los Sueños Oo
Hola!! Te damos la bienvenia a El reino de los sueños! Esperamos que te registres aquí y te diviertas con nosotros!
!
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

1º Concurso de El reino de los sueños!!
Te gustaria participar en el primer concurso de El reino de los sueños? Pasate por este tema: Primer concurso del foro.
Actualizaciones del Foro
Nueva actualizacion en el Reino!! Dedicada a la película El rey león!!! Espero que les guste(:
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 10 el Miér Dic 01, 2010 9:03 am.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Reglas del Foro
Vie Jul 01, 2011 7:52 pm por Zaranet

» holas llego el jefe juas jajaja xD
Lun Abr 25, 2011 6:51 pm por Dark Passion Play

» Hola amigos he vuelto n.n
Dom Ene 02, 2011 11:06 pm por Zaranet

» Taller de Dibujos de Zena!
Vie Dic 24, 2010 4:48 am por Zena

» Me voy! Buaaaaaaa
Vie Dic 24, 2010 4:47 am por Zena

» Pide un deseo y arruina el anterior
Jue Dic 16, 2010 4:48 am por marisa

» Dame la Solución!! :D
Lun Dic 13, 2010 11:52 pm por Tamara

» Brandy, la leona de Scar
Sáb Dic 11, 2010 1:06 pm por Kiara Kovu

» Taller de Yuki(:
Sáb Dic 11, 2010 11:50 am por Kiara Kovu

Hispatop, Votanos :D !
Votación en Hispatop.com
Afiliados!
Crear foro
♥Hostings♥

Imageshack


Así nos pasó.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Así nos pasó.

Mensaje por Sakura_Uchiha el Lun Oct 04, 2010 12:04 am

Bueno,esta es mi historia y versión de cómo Sasuke se enamora de Sakura y cómoNaruto de Hinata, y unos capítulos contando la vida de estos cuatro personajes cuando Sasuke vuelve.

Sakura
Lunes: Los ojos de Sasuke me deslumbraron.
Martes: Terminando la misión, el cabello de Sasuke formaba una bella danza en el viento.
Miércoles: La voz de Sasuke al reír, es más hermosa que cuando me habla.
Jueves: Estuve a punto de caerme de un barranco, pero Sasuke me salvó y por un tropiezo mío, terminamos abrazados.
Viernes: Sasuke, es más fuerte de lo que pensaba y sobretodo, más valiente.
Sábado: Me sorprendería ver que Sasuke llegará un día tarde, siempre es el primero.
Domingo: Sasuke, Sasuke, es definitivamente, el hombre perfecto.
Pero ese día, ese lunes, mi Sasuke no estaba.
Sasuke.
Ese día me sentía fatal, la luz siempre me fue horrible, ahora lo era más, tenía calor, me dolía el cuerpo y casi no podía hablar, tragar saliva era un tormento para mí.
Pero, no iba a dejar la misión por una estúpida enfermedad que de seguro se iba a quitar en una o dos horas, el clima era nublado y no tardaría en llover, aún así, me bañe y me vestí, listo para salir, aunque no dejaba de sentirme mal.
Sakura.
Naruto y yo esperábamos rastros de Sasuke y de Kakashi-sensei, finalmente, apareció nuestro maestro con un libro en la mano y su mentira preparada.
-Lo siento, es que me perdí en el camino de la verdad- mintió.
-¡Sí, cómo no Kakashi-sensei!- le reprochó Naruto.
-Por cierto, ¿Dónde está Sasuke?- preguntó Kakashi-sensei, mientras bajaba y se ponía delante de nosotros.
-No lo sé, el nunca llega tarde- le respondí muy preocupada.
Kakashi-sensei suspiró, Naruto y yo también, volteé la vista a la entrada del puente y bendito Dios era Sasuke, pero, algo andaba mal en él, caminaba muy lento y cuando ya se veía su cuerpo completo se desmayó, los tres corrimos a ayudarlo, lo tomé en mis brazos mientras Kakashi-sensei, Naruto y yo intentábamos hacerlo reaccionar.
-Sakura, suéltame, estoy bien- fue lo único que me dijo mientras abría sus ojos y me miraba mientras intentaba pararse, pero estaba tan débil que volvió a desplomarse en mis brazos.
-Estás muy mal jovencito, será mejor que regreses a tu casa y que Sakura te cuide- ordenó Kakashi-sensei mientras ponía su mano en la frente de Sasuke, tenía una gran fiebre.
-¿Yo?-
Inner Sakura: ¡Wuju! ¡pero qué buena suerte!
-Pero debemos cumplir esta misión todos- reprochó Sasuke sentándose a mi lado.
-Naruto y yo podemos completarla, ve a tu casa y deja que Sakura te cuide-
-¡Ah, Sensei, no puede hacer eso!, ¿porqué mejor yo no acabo con el sufrimiento de Sasuke de un golpe, eh?- Naruto ya había comenzado su berrinche mientras los dos se alejaban.
Empezó a llover y escuché a Sasuke decir una maldición, entonces saqué la sombrilla que traía y la puse sobre nosotros mientras me sonrojaba.
-¿De dónde sacaste eso?- Sasuke volteó a verme con rareza, pobre, su bella voz se iba apagando en esa ronca y dolorosa.
-Mi… mi mamá me pidió que me la llevará por el clima y…y creo que sirvió-
Sasuke sólo se rió muy bajo e intento pararse, pero sus piernas temblaban y tuve que abrazarlo para que no se desplomara en el suelo, lo tomé de la cintura y rodeé mi cuello con su brazo para tomar la sombrilla con mi mano libre. Me indicó cómo llegar a su casa, llegamos a un edificio y subimos 4 hileras de escalones para llegar a la puerta de su departamento, me pidió que sacará las llaves de su bolsillo derecho, estaba realmente mal, solté su cintura y con cuidado metí mi mano en su bolsillo intentado sentir algo parecido a unas llaves, de repente, sentí y miré la mano de Sasuke dentro del bolsillo tomando la mía.
-Déjame ayudarte-
Puso mi mano donde estaban las llaves y los dos sacamos nuestras respectivas manos, introduje las llaves en la cerradura y abrí la puerta, dejé la sombrilla en una esquina y cerré la puerta, le pedí a Sasuke que me dijera dónde estaba su cuarto y me empezó a indicar el camino, era un departamento perfecto para una sola persona, tenía una cocina, una recámara, un baño y una linda sala, llegamos a su cuarto y senté a Sasuke en una silla lentamente mientras preparaba su cama, cuando estuvo lista, volví a tomar su cintura y su mano, primero lo senté en la cama y le quité las sandalias para depositarlas debajo de la cama, luego lo acosté y tapé.
-¿Me prestas tu cocina?, es que, quiero preparte algo para que te sientas mejor- le pregunté a Sasuke sentándome en la orilla de la cama.
-Cómo quieras- fue lo único que me dijo antes de gira todo su cuerpo dándome la espalda.
-S…sí, ahora vuelvo-
Tartamudeé un poco y me levanté cómo pude, llegar a la puerta y salir de ella fue para mí un éxito, estaba muy nerviosa y preocupada o emocionada.
Inner Sakura: ¡Oh, sí! Esto no puede estar mejor.
Me dirigí a la cocina y empecé a buscar los ingredientes para preparar una sopa caliente y un té delicioso.
Sasuke.
No sabía ni porque Sakura hacia eso, yo la trataba indiferentemente, pero creo que no le importaba porque, bueno, Sakura se comportaba demasiado bien.
Estaba acostado en mi cama, decidí cambiarme, Sakura no pensó el que dormir con ropa era demasiado incómodo.
Fui al ropero y saqué mi pijama “favorita”, una playera de manga larga y un pants, todo negro, dejé mi ropa de combate en la ropa sucia y me puse lo otro, cuando me volví a cubrir con la sábana, apareció Sakura con una bandeja de agua en las manos y colgando trapos en sus brazos.
-¿Qué haces?- le pregunte levantándome para tomar la bandeja que estaba a punto de caérsele.
-Na…nada, espera Sas…- Sakura era en serio tonta…o yo me sentía enserio mal porque al intentar tomar la bandeja, aparte de que tomé las manos de Sakura, me sentí mareado y me desmayé, solté las manos de Sakura y ella soltó la bandeja para tomarme en sus brazos…ella era en serio cálida y sus brazos, bueno, esos brazos hacían que me subiera la fiebre cada vez que me abrazaba…o, no imposible, esos eran los tiempos en los que yo no me sonrojaba, pero Sakura era tan despistada que podía confundir mis mejillas rojas de pena con mejillas rojas de fiebre.
-¡Sasuke!- Sakura tomó mi cintura y rodeó su cuello con mi brazo y me llevo a mi cama, me acostó y me tapó.
-Perdón Sasuke, tiré la bandeja y ensucie la entrada, déjame traerte una toalla con agua y luego limpiar eso…y y luego traerte la comida y luego ir a buscarte una pastilla para la fiebre que la traes horrible y luego…-
Wow, el que Sakura estuviera tan agitada era irritable, antes de que siguiera hablando cómo perico, tomé su rostro con una de mis pálidas manos y se calló, ahora, para que siguiera así debía decirle algo, pero, ¿Qué?, creo que ya tenía una idea.
-Sakura, cálmate, ya se me está bajando la fiebre y yo limpió lo de la entrada-
Estaba más roja que una rosa, pero movió su cabeza de izquierda a derecha y tomó mi mano quitándola de su rostro mientras me decía.
-No Sasuke, le prometí a Kakashi-sensei que no permitiría que algo te hiciera sentir peor, así que, acuéstate duérmete que ya casi esta tu comida-
Sakura sonreía, parecía bastante activa.
-Oh, casi se me olvida- Sakura se fue volando al baño y en un segundo ya había vuelto y tenía una toalla mojada en la mano, me quito mi insignia de Konoha y puso la toalla en mi frente, luego la besó y me puse más rojo de lo que ya estaba-Eso es para que se te bajé la temperatura, ay Sasuke, mira, ya te volvió a subir, no te la quites, ahora vuelvo.
Sakura salió disparada a la cocina, hasta mi cuarto olía lo que preparaba y la verdad es que era delicioso, cómo la compañía de Sakura en ese momento.
avatar
Sakura_Uchiha
León Adulto
León Adulto

Femenino Mensajes : 128
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 01/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Así nos pasó.

Mensaje por Sakura_Uchiha el Miér Oct 06, 2010 2:34 am

Sakura.
Inner Sakura: Esto es más emocionante que estar las misiones y que Sasuke me salvé, ¡Wuju! ¡tú puedes Sakura, atrápalo!
Después de besar la frente de Sasuke me sentía muy emocionada, llegando a la cocina intenté quitarme lo sonrojada pero no pude, entonces me acordé del piso mojado en la habitación de Sasuke, tomé el trapeador y volví al cuarto. Antes de empezar a limpiar, le di una miradita a Sasuke, estaba dormido y era, pues, maravilloso, no parecía el seguro y frío chico de siempre, más bien parecía un tierno muchacho tan inocente que no podría matar ni a una mosca, terminé de verlo y empecé a limpiar con el trapeador muy silenciosamente, mientras limpiaba abajo del tocador, me di cuenta que Sasuke también tenía la misma foto que Kakashi-sensei, Naruto y yo en la aparecíamos todo el equipo 7, Naruto y Sasuke con sus caras de limones y Kakashi-sensei y yo sonriendo, luego descubrí otra que llamo mi atención.
-Soy…solamente yo-
Exacto, era una sola foto de mí con mi nuevo pelo corto; sépanse que esto había ocurrido 2 semanas antes de que Sasuke se fuera tras Orochimaru, me sorprendí mucho por la foto, pero un suspiro de Sasuke que yo confundí con una señal de que iba a despertarse, dejé la foto y terminé de limpiar.
Recordé la estufa prendida y me lancé a la cocina, apagué el agua hirviendo y acomodé las cosas de limpieza en la bodeguita de donde las saqué.
Tomé de la alacena un plato hondo y serví la sopa de verduras que había preparado y en una taza el té de hierbas que, no es por nada, pero olía delicioso.
Recordé que una vez mi mamá me contó que si quería conquistar a un hombre debía llegar a su estómago, bueno, creo que era mi oportunidad.
Sasuke.
Después cómo de media hora me desperté, oí que Sakura tocaba la puerta.
-Pasa- le indiqué a Sakura que entrara y al hacerlo, mi amiga tenía en las manos una mesita con un plato hondo, cubiertos y una taza que desprendía un hilo de humo al igual que el plato.
-Te traje la comida- dijo animada Sakura, me senté en la cama y ella acomodó las mesita entre mis piernas-Espero te guste- fue lo último que me dijo antes de sentarse al lado de mí.
-Claro- respondí confundido.
Tomé la cuchara y la sumergí en la sopa de verduras, cuando estaba a punto de meter la cuchara en mi boca volteé a ver a Sakura, estaba sonriendo, sentí de nuevo cómo la sangre iba directo a mis mejillas, entonces tomé el sorbo de sopa, estaba, muy, rica.
-Sasuke, voy a salir, tienes fiebre de nuevo, voy a buscarte algo para la fiebre- me dijo Sakura mientras se paraba, sus palabras me aterraron.
-¡NO!- esta simple palabra, me cambio el día, yo no quería que Sakura se fuera, quería que se quedará y me acompañara y no pude resistir mi impulso de tomar su muñeca impidiéndole la oportunidad de irse.
-P…pero Sasuke- ella intentaba explicar, pero yo no quería explicaciones, quería que se quedará.
-Por favor estoy bien, fue el calor de la comida, pero estoy bien así que quédate, por favor- no la vi muy convencida, intenté algo diferente- La comida esta deliciosa, pero por favor quédate-
Sakura sonrió y me dijo que sí, tomé su mano y ella se sentó a mi lado.
Seguí comiendo y ella sonreía muy satisfecha, cuando terminé me quito la mesita, pero antes, tomó una servilleta y limpió mi boca. Sakura se acercaba a mí poco a poco con sus ojos entrecerrados, admito que yo también me iba acercando a ella mientras Sakura cerraba por completo sus ojos y elevaba un poco sus labios, incliné un poco mi cabeza mientras nos acercábamos mutua y lentamente, estuvimos a punto de rozarnos los labios cuando el teléfono sonó.
Sakura.
Inner Sakura: ¡AAAAAGGGGG! ¡Qué mala suerte estuve tan cerca!
Eso sí estuvo realmente cerca, Sasuke y yo a punto de besarnos, entiendo el que yo haya aprovechado la oportunidad de limpiarle la cara para besarlo, pero, el que Sasuke se acercará e inclinará su cabeza, ¿me seguiría el juego?, o, ¿intentaba besarme?, la última es la más ridícula e improbable, pero me gustaba pensar que era así.
El teléfono fue lo que me hizo reaccionar.
-Dis…disculpa Sasuke…no debí- intentaba disculparme mientras el teléfono seguía sonando.
-Deja de disculparte y ve a contestar, de seguro es algo importante- respondió Sasuke cómo si hubiera olvidado que estuvimos a punto de besarnos, eso me hizo sentir mal, me paré y contesté.
-¿Bueno?-
-¿Sakura?, ¿eres tú?-
-Sí Naruto, ¿Qué quieres?-
-Oye, ¿Sasuke sigue vivo?-
-El que va a dejar de estar vivo, eres tú tarado si no dices lo que quieres-
-Ya, ya, bueno, quería decirte que la misión la está resuelta y que si quieres venir a comer Ramen-
-Lo siento Naruto, Sasuke no quiere que me vaya y el sigue muy mal, hasta luego Naruto-
-Pero…Sakura…-
-¡Dije hasta luego!-
Colgué el teléfono y volví a la habitación, cuando Sasuke me preguntó que quién era dije que se habían equivocado, me senté al lado de Sasuke y tomé su mano.
-No me iré hasta que tú quieras-
Sonreí, Sasuke no, pero tomó tan fuerte mi mano que creí que me la iba a romper.
Naruto.
Estúpido Sasuke, estúpida misión que sólo eran necesarias dos personas y pobre Sakura, estaba en las garras de Sasuke.
-¿Qué te dijo, Naruto?- preguntó Kakashi-sensei mientras seguía leyendo su libro y le traían su orden de Ramen.
-Que no se podía ir porque Sasuke se estaba casi, casi muriendo-
-Recuerda que ella se muere por él, no la presiones, está trabajando duro en todo detalle- no entendí a Kakashi-sensei, me le quedé viendo mientras comía mi Ramen.
-¿Cómo que “trabajando duro en cada detalle”?-
-O sea, que está haciendo que Sasuke se enamoré de ella, y la verdad, le está yendo muuuy bien-
-¡NO, NO! ¡SAKURA NO!, ¿POR QUÉ TENÍA ELLA QUE CAER EN LA TRAMPA DE ESE MALDITOO? ¡SASUKE, TE MATARÉ EN NUESTRO PRÓXIMO ENCUENTRO!-
Mis gritos se escuchaban hasta la siguiente calle no podía calmarme con nada.
Sólo esperaba que Sasuke no fuera un pervertido y no le pasará nada a Sakura, porque si no era así, el último Uchiha iba a desaparecer de la faz de la tierra.
Me fui a mi departamento y planeé en marcar de nuevo a casa de Sasuke, pero estaba tan cansado, que me dormí.

Ahí esta la segunda parte.

Comentarios porfavor ^^
avatar
Sakura_Uchiha
León Adulto
León Adulto

Femenino Mensajes : 128
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 01/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Así nos pasó.

Mensaje por megsy el Miér Oct 06, 2010 3:54 am

:3
esta super genial la historia Sakura_Uchiha , cutinuala si es posible esta super genial x3.

_________________


Ayudalos a crecer :3 presiona en cualquiera
avatar
megsy
León vigilante
León vigilante

Femenino Mensajes : 266
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 15/09/2010
Edad : 21
Localización : en donde sea me da igual XD

Ver perfil de usuario http://wwwmimundoespecial-reikal.blogspot.com/?zx=7411b1ba1f8cb5

Volver arriba Ir abajo

Re: Así nos pasó.

Mensaje por Sakura_Uchiha el Jue Oct 07, 2010 3:48 am

Megsy Grascias! <3.

Por ti y por los que les gusta mi historiaa,la continuación.

Sasuke.
Estábamos los dos, solos en esa habitación, para asegurarme de que Sakura no se fuera, tomé su mano fuertemente, se habían hecho de noche, deberían se las ocho o nueve de la noche.
-¿Sasuke?, ¿tienes sueño?- la voz de Sakura sonaba apagada y soñolienta, ella si tenía sueño.
-No, ¿y tú?- le respondí secamente.
-Tampoco…- sí, cómo no, terminé de decirle eso y con los ojos cerrados, apoyó su cabeza en mi hombro.
-Niña mentirosa, te estás durmiendo- le bromeé a Sakura rozando su mejilla con mi mano, inmediatamente, Sakura se despertó agitada y pidió disculpas.
-¡AAAYYY1 ¡Perdón Sasuke! ¡Me quedé dormida, y lo peor EN TU HOMBRO! Disculpa si tengo la cabeza pesada, pero me estaba durmiendo y está frente sota no ayuda mucho y…-
Otra vez, hablaba, hablaba y hablaba y me desesperaba, para calmarla utilicé el mismo truco anterior, pero ahora tomé toda su cara con mis dos manos.
-Tú sólo, relájate-
No sabía ni que estaba haciendo, no paraba de llover, acerqué su cara a la mía mientras ella cerraba los ojos y yo inclinaba mi cabeza, estuve a punto de, ¿besarla?, pero lo que nos detuvo fue un relámpago que asustó a Sakura fuertemente.
-¡KKKKKYYYYYYYYYAAAAAAAAAA!- solté su cara y ella me abrazó muy asustada, no era lo que esperaba pero me sentía muy satisfecho.
Después de 15 minutos se calmó y volvió a sentarse a mi lado, no nos hablábamos y sólo se escuchaba la lluvia .
-Antes…- volteé a ver a Sakura, de seguro quería empezar un tema de conversación, más le valía que fuera interesante porque sí no, no me iba a importar y me iba a quedar dormido- Antes me gustaba mucho cantar, sobre todo con Ino, claro, antes de que nos quedáramos peleadas de por vida, también con Hinata era divertido, hace mucho que no cantó, ¿y tú Sasuke, hace cuanto que no haces una cosa que te gustaba mucho?-
-Primero canta, a ver qué tal lo haces…-
-Oye, ni que tuviera taaan mal la garganta-
Me reí a secas de su tonto chiste, pues, la garganta ya no me dolía.
-Jeje, eso no lo sé, después de que cantes yo te diré lo que me gustaba hacer y no hago desde hace mucho- me acosté en las piernas de Sakura y ella aceptó.
Deacuerdo:
Y tu ibas mirando, mirando, por los rumbos distantes con tus centellantes ojos negros noche sin esperar, que me miraras a mí.
Era sólo una niña, tonta y solitaria y tú fuiste una luz obscura en ese día feo, tu ibas mirando, mirando a las frenéticas niñas, locas por ti.
Y tu ibas mirando, esa luna llena bella y terca, álbum de parejas esperándote verte ahí.
Y tu ibas mirando, mirando, mi alma y mi cuerpo, no me podía mover.
Ahora estás en mis brazos descansando del dolor mirando un sueño lejano, espero ser tu princesa.
El tiempo se me fue, cómo cuando llegaste y me miraste por primera vez, estabas muy mal, llovía apoyaba a tu estado, tú estabas mirando, mirando borrosamente mi mano encerrada en la tuya.
Empecé a cerrar mis ojos, pero Sakura siguió cantando mientras acariciaba mi pelo.
Y tú ibas mirando, mirando esa luna llena tan ingrata y bella, recuerdo de amantes, espero ser el tuyo.
Y tú ibas mirando, mirando analizando mi alma y mi cuerpo, no me podía mover.
Y tú ibas mirando, mirando a la ingrata y terca luna llena bella, secreto de amor, que me dedicas a mí.
Y ahora que estamos tan juntos, unidos en uno por las traviesas manos, te confieso qué…
Tu ibas mirando, mirando, pensando que nadie que escucharía, pronunciaste te amo y yo estaba justo de ti pronunciando tus mismas palabras, eres para mí.
Me quedé dormido en sus piernas y sentía cómo Sakura había apoyado sus manos en mi pecho.
-Descansa Sasuke-
Después de una hora, Sakura ya estaba dormida también, abrí los ojos y susurré tomando su mano:
-Lo que me gustaba hacer y no lo he vuelto a hacer hasta a hora…es amar a alguien, gracias Sakura-
Después de eso me volví a quedar dormido, claro, sin soltar la mano de mi amiga.
Sakura
Cuando empecé a abrir mis ojos lentamente para despertar, me encontré con mi mano atrapada en la de Sasuke, me sonrojé cómo nunca en la vida, porqué aparte el estaba con la cabeza apoyada en mis piernas y yo tenía las manos sobre su pecho.
Quise quitarlas de ahí, pero Sasuke apretó aún más mi mano, decidí esperar a que se despertara.
Pasaron 15 minutos y finalmente suspiró y se incorporó un poco para levantarse .
-¿Qué hora es?- preguntó frotándose los ojos, luego me miró y al ver mi mano con la suya, la soltó rápida mente y la fiebre le subió de nuevo porqué se puso rojo.
-Ay, Sasuke, lo siento, am, a ver, son las ocho am- le respondí parándome de la cama.- Es decir, es temprano, vuelve a descansar- volví a acostar a Sasuke y a taparlo- Am, Sasuke, ¿puedo ir a mi casa a bañarme y por ropa?, es que me siento un poco incómoda y…-
-Puedes bañarte aquí y, yo te prestó ropa, pero eso sí, me la devuelves
Inner Sakura: ¡No puede ser!, ¡voy a bañarme en casa de Sasuke Uchiha, y lo mejor…me va a prestar ropa! ¡KKYYAAA!
-Pero, Sasuke, no tienes que molestarte yo puedo regresar rápido-
-Dije que puedes asearte y cambiarte aquí-
-Pero mis padres no me han visto en un día-
-Llámales desde aquí y ve comprendiendo que no quiero que te vayas de esta casa, hasta que me sienta mejor-
-De a, de acuerdo-
Me fui a la puerta del lado izquierdo de su extenso cuarto y no abrí la puerta sin antes voltear a mirar a Sasuke, quién al parecer había vuelto a dormir.
Dejé mi ropa en un bote al lado del lavabo que por lógica era el de la ropa sucia, si no, no tendría la ropa de Sasuke del día anterior.
-A ver si puedo lavarle su ropa hoy- dije risueña.
Me metí a la regadera y cerré la cortina, abrí el agua caliente y luego la fría y empecé a mojar mi cuerpo, no tuve más opción que tomar un poco de shampoo de Sasuke y su esponja y su jabón, mientras me enjuagaba y dejaba que el agua me recorriera pensaba.
-Este Sasuke, este Sasuke es totalmente diferente al que conozco, es muy amable y… ¿y quiere que me quede con él todo el tiempo?, bueno, mejor lo disfruto, porque creo que haya más momentos así-
Salí de la regadera y enrosqué una toalla que cubría desde mi pecho hasta un poco arriba de las rodillas, no tuve más remedio que ponerme mi ropa interior del día anterior, claro, la lavé y sequé cómo pude, cuando ya la tenía puesta, salí por un poco de ropa que Sasuke dijo que me iba a prestar, yo confiada, me dirigí a su cajonera donde guardaba sus playeras y pantalones y ordenadamente, busqué el conjunto más pequeño que él tuviera, cuando lo encontré, fui al baño y me lo puse.
No me quedaba mal, era todo negro con el símbolo Uchiha en la espalda, tenía el abierto cuello cómo la demás ropa de Sasuke, sólo que no tan grande, el pantalón me quedaba unos centímetros debajo de las rodillas y las mangas de la playera me llegaban a los codos.
Salí y Sasuke estaba despierto ya.
-Buenos días Sasuke- no me respondió, se quedó mudo y la fiebre volvió a él.
Sasuke.
No sé ni porque hacia todo eso por ella.
• No le permitía salir de la casa, quería que estuviera conmigo.
• Me sonrojaba, por casi todo, con suerte Sakura nunca se dio cuenta.
• Le permití bañarse en mi casa y ponerse mi ropa.
• Y en dos ocasiones habíamos estado a punto de besarnos.
Había salido del baño y traía una ropa mía que me quedaba ya pequeña.
La verdad, nunca había notado lo bonita que era Sakura, hasta ese día, la ropa resaltaba su figura delgada y esbelta, totalmente bien formada, a pesar de su frente, Sakura era sumamente linda, sus armas en su pierna, su pelo corto que le daba un aire de niña inocente, sus ojos jade que con esa ropa obscura resaltaban, todo, todo en ella resaltaba ese día en el que quiso aparecer el sol.
Seguía nublado pero había unos rayitos de sol que iluminaban un poco mi habitación.
-¿Y?, ¿qué tal se me ve?- me preguntó Sakura, posando y sonriendo, me sonrojé y le respondí.
-Se te ve bien, ve a la cocina para que te desayunes-
-¿Quieres que te prepare algo, Sasuke?-
-Si quieres-
Sakura asintió y salió de la habitación, sabía que se dirigía a la cocina, decidí que lo mejor, era estar limpio también ese día, pero al levantarme me temblaron las piernas, que juro que estuve a punto de caerme, la fiebre no me había bajado en nada, tantas veces de sonrojarme lo habían empeorado todo, de todos modos, ya no me dolía la garganta, a pesar de que estornudé en cuanto pisé el piso.
Cuando iba a dejar mi ropa en el bote de la ropa sucia, me encontré con el vestuario de Sakura, quité el de ella y puse el mío, luego volví a colocar el traje de Sakura encima de la ropa sudorosa que me había puesto.
También en la regadera, noté que había cosas ordenadas, pero no en el lugar en él que los había puesto, me bañe y mientras me enjuagaba, reflexioné sobre mi comportamiento con Sakura, no podía dejar que ella viera mis sentimientos, y aunque yo ya no quería, tenía que comportarme cómo siempre para que nada se arruinara.
Me sequé con una toalla y me enrosqué con ella de la cintura para abajo, salí, saqué mi ropa (que era lo mismo que el día anterior, la playera y el pants sólo que azul marino) y lo otro privado, me metí de nuevo al baño y empecé a vestirme.
Sakura.
Estaba muy preocupada en la cocina mientras me comía un plato de sopa de la que había quedado (bueno, en realidad, era lo que quedaba), escuché cómo salía el agua de la regadera hacia unos minutos y supe que Sasuke se había parado de la cama.
-¿Y si se le sube la fiebre y se desmaya?, ¿o si se marea?, no puedo seguir aquí preocupada, debo ir a verlo-
Tomé mi plato de sopa a medio tomar y lo vacié en el lavabo, me comí las verduras y lo lavé, tomé otro plato hondo para Sasuke y le serví un poco de Ramen con carne y en un vaso jugo de naranja, puse todo en la mesita y esa fue mi excusa para ir a su cuarto.
Al entrar, dejé la comida en el tocador al lado de la cama y fui al baño.
Toqué la puerta un par de veces y luego la abrí inconscientemente.
-Sasuke, te traje tu desayunOOOO…-
Al abrir la puerta casi me desmayo, Sasuke estaba vestido, ja, ¡pero sólo traía el pantalón puesto! Se veía perfectamente su abdomen marcado y esa mirada en sus ojos lo hacían ver cómo el hombre más hermoso del mundo, claro que se sorprendió de verme ahí, pero no dijo nada, cerré la puerta de golpe y empecé a pedir disculpas.
-¡Lo siento Sasuke! ¡Perdón, no sabía que aún no estabas listo!-
Inner Sakura: Ay mamá, ay mamá, nunca mis ojos vieron tanta belleza ¡creo que voy a desmayarme!
-Te perdono…- estaba atentísima a lo que Sasuke iba a decir, quería que me perdonará y no quería pelearme con él, todo iba bastante bien cómo para arruinarse así.- Si te quedas ahí parada y haces lo que yo te diga.
Inner Sakura:¿Todo lo que diga?...IIIIIII ¿será Sasuke de verdad…pervertido?, bueno, no lo culpo, después de todo es hombre.
Me quedé esperando a Sasuke, de repente escuché un “mi cabeza” agonizante y esta vez no me importo si ya estaba listo o no, entré en el baño y justo a tiempo, tomé a Sasuke en mis brazos antes de que se desmayará, puse mi mano en su frente, estaba hirviendo.
-Tienes mucha fiebre- volví a tomar su cintura y rodear mi cuello con su brazo, lo acosté en la cama y salí corriendo al baño, moje un trapo con agua fría y se lo puse en la frente a Sasuke.- Sasuke, sé que no quieres que me vaya, pero…- vi su marca de maldición, estaba expidiendo ese humo morado aún con el sello, era por lo mal que estaba- Pero si sigues así el sello que Kakashi-sensei puso sobre tu marca podría romperse y…y no sé qué haría si eso sucediera- dije estando a punto de llorar, una lágrima recorrió mi mejilla
-Deja de preocuparte por mí…- dejé de llorar, ahora, sólo escuchaba a Sasuke-Pero si salir a te hace sentir más calmada entonces, puedes irte, pero no te tardes.
-Gra…gracias Sasuke- antes de cruzar la puerta, quité el trapo de su frente y la besé, después volví a poner el trapo en su lugar y salí.
Me llevé las llaves de la casa y cuando la cerré, lo primero que hice fue dirigirme a la farmacia, de seguro con el dinero que traía podía comprarle a Sasuke unas pastillas para la fiebre, cuando llegué a la farmacia pedí unas pastillas para la fiebre alta y me dijeron que esperará 5 minutos.
-¿Sakura?, ¿eres tú?- una voz muy familiar me hablaba a mi lado, cuando volteé la vista me encontré con Lee.
-¿Lee?, ¿qué haces aquí, quién está enfermo o qué?-
-Am, no, Gai-sensei me pidió que comprará algunas vendas, ¿y tú qué haces aquí?-
Rock Lee.
Wow, a eso sí se le puede llamar suerte, encontrarme con Sakura Haruno en la farmacia fue muy bueno para mí.
Pero había algo en ella, claro, la ropa, nunca vi a Sakura vestida de negro, la verdad, se veía muy hermosa con ese traje se notaba su linda figura.
Una de las que atendían la farmacia le dio a Sakura unas pastillas para la fiebre y ella las tomó y pagó, pero al voltearse, supe que era lo raro en esa ropa que la hacía ver preciosa… ¡tenía en la espalda el símbolo de Sasuke Uchiha!, ¿o sease?...¡¿esa ropa era de Sasuke?!, tomé las vendas y aventé el dinero, no podía esperar, tenía que pedirle una explicación a Sakura, porqué, si una chica traía la ropa de un chico, quería decir que traían algo entre ellos.
-Oye Sakura, ¿te puedo acompañar a tu casa?- le pregunté a Sakura caminando al lado de ella.
-Lo siento Lee, pero es que me estoy quedando en casa de Sasuke-.
Sakura se veía totalmente feliz, pero yo me destrozaba en ese momento, me tiré de rodillas al suelo y maldecía mi mala suerte con las chicas, obviamente a Sakura no le importó, porqué sólo se despidió de mí y siguió caminando.

PD:La canción,es mía,de mi propiedad,no ser usada sin mis permiso.
avatar
Sakura_Uchiha
León Adulto
León Adulto

Femenino Mensajes : 128
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 01/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Así nos pasó.

Mensaje por Sakura_Uchiha el Lun Oct 18, 2010 3:29 am

Continuación:

Sakura.
Caminando a casa de Sasuke, me encontré con Naruto, quién estaba comiendo Ramen, me invitó, pero yo le dije que no podía y seguí caminando.
Llegué al departamento y abrí la puerta lentamente porqué pensé que Sasuke estaría dormido.
Empecé a avanzar al cuarto de puntillas y una voz me pegó el susto de mi vida.
-Te tardaste-. Sasuke estaba sentado en el sillón de la sala a espaldas, parecía molesto.
-¡Sasuke!, ¿Qué…que haces aquí?- las pastillas se me cayeron del susto, las tomé rápidamente y empecé a disculparme- Per…perdón Sasuke, es que se tardaron un poco en entregarme las pastillas y, me encontré con Lee y Naruto, así que me distraje un poco, pero perdón por tardarme en serio yo…
-Sakura, cálmate y cállate, la fiebre se que está bajando, pero si quieres dame la pastilla- mis muñecas estaban aprisionadas en las manos de Sasuke, sentí que circulación de mi sangre se hacía más lenta, logré soltarme y salí disparada a la cocina por un vaso de agua y al regresar, Sasuke estaba sentado de nuevo en el sillón, el color volvió a su cara y se veía tan fuerte como siempre, pero era algo mentiroso, sus mejillas mostraban perfectamente que tenía una fiebre horrible.
Me senté a su lado y le di el vaso y la pastilla, se tomó las dos y después le pregunté que si quería irse a acostar en lo que yo preparaba la comida, dijo que sí, pero que se iba solo.
Inner Sakura: Uy, ¡qué mala suerte!, yo quería cargarlo de nuevo.
Sasuke se veía mucho mejor, ya no temblaba al caminar y se veía muy bien, me fui a la cocina y empecé a preparar un poco de fideos para él y para mí.
No escuché nada durante media hora, era obvio que Sasuke se había dormido, hice un poco de té de hierbas cómo el día anterior y puse lo de Sasuke en la mesita de ayer.
Cuando entré al cuarto, Sasuke estaba leyendo el libro que traía en uno de mis bolsillos ayer.
Inner Sakura:¡KKKKKYYYYAAAAA! ¡SI SIGUE LEYENDO ESO SE VA A REÍR DE MÍ!
Era un pequeño libro que trataba de un ladrón y una princesa, tenía un montón de cursilerías escritas, tenía que hacer que Sasuke dejará de leer eso.
-Am, Sasuke, ya te traje la comida, por favor, deja de leer- creo que debí decirle lo que pensé en realidad, “deja ese maldito libro que te vas a burlar de mí”.
Sasuke.
Tenía una sorpresa para Sakura, pero más sorprendido estaba yo a cada página que leía de ese librito que traía Sakura, era en serio cursi, “bésame o me muero”, “no te dejare jamás”, “prefiero morir a tu lado que no estar contigo”, aig, ¿cómo podía gustarle eso?, era aún más patético que Naruto.
Sakura estaba en la puerta del cuarto con la mesa de comida, pero yo tenía que terminar de leer para que cuando todo volviera a la normalidad, tener un motivo para reírme.
-Sí espérame- le pedí a Sakura, ella puso la mesa entre mis piernas y me quitó el libro, era obvio que no quería que lo leyera.
-Tiene muchas cosas que a ti no te gustan, no quiero que te aburras-
Pésima excusa, ¿porqué no me dijo de una vez “no quiero que leas eso”?, así que lo hice por ella.
-Oye, si no quieres que lo lea, sólo dímelo, no seas grosera-
Sakura se quedó impactada y empezó a pedir disculpas, yo le dije que se calmará y se quedará.
-¿Desde cuándo tienes eso?- le pregunté a Sakura mientras comía los fideos que ella había preparado, que por cierto, estaban muy ricos.
-Desde que tenía 7 años, es mi libro favorito, pero para ti de seguro es una tontería de libro- dijo Sakura abrazando su posesión
-La verdad está interesante, no terminé de leer, ¿Qué pasa al final?- pregunté terminando todo lo que había preparado mi amiga, ella sonrió y me quitó la mesa, la puso en el suelo y dijo:
-¿Y si lo leemos juntos?-
Sakura se sentó a mi lado derecho y se tapó las piernas con la sábana, tomó la parte derecha del libro y yo tomé la izquierda, me preguntó en qué página me había quedado y le dije que en la 23, estaba empezando, entonces empezó a leer en voz alta.
-“El ladrón miraba a la princesa con ojos ansiosos, quería formar totalmente parte de ella, pero tendría que ganarse la confianza de esta, ya que la había separado de su hogar”- era ya tarde y empecé a cabecear, terminé apoyando mi cabeza en el hombro de Sakura casi dormido, ella delicadamente me quitó el libro de la mano y me acostó suavemente en la cama para terminar tapándome.
Escuché cómo iba a salir de mi cuarto, entonces hablé, creo que si le di un buen susto, bueno, fue su culpa ¿para que no es precavida?, eso nos lo decían todo el tiempo en la escuela.
-¿A dónde vas?-
Sakura.
-¿A dónde vas?- las palabras de Sasuke me espantaron, pensé que estaba bien dormido y que no me escucharía.
-A, Sasuke, yo, iba a la sala a dormir en uno de los sillones porque, bueno, recuerda que ayer me dormí aquí por error y no quiero molestarte de nuevo por… ¿Sasuke?- él se había sentado en la cama y se estaba acomodando hacia la izquierda y ponía otra almohada.- ¿Sasuke?, ¿tienes fiebre de nuevo?, tus mejillas están rojas-
-El sillón es muy incómodo, no preguntes cómo lo sé, duerme tú a la derecha, yo dormiré a la izquierda, mientras no te pases a mi lado todo estará bien-
Inner Sakura: Ay Dios, Ay Dios, ¿a qué hora me fui al cielo?, ¡voy a dormir con Sasuke Uchiha!, am, bueno, suena un poco pervertido pero, ¡no me importa!
-Pero, Sasuke…- aunque en el fondo no quería explicar nada, no quería verme grosera aceptando tan atrevida invitación de un golpe, tenía que explicarle.
-Recuerda lo que pasó en la mañana, si quieres que te perdone debes hacer lo que te diga-
-¿No me has perdonado?-
-Imagínate que hubieras sido tú la que estuviera en mi lugar en ese momento, ¿me hubieras perdonado?-
-Pues sí, te perdonaba si prometías ser más cuidadoso-
-Pues yo no, cámbiate y buenas noches- el tono de voz de Sasuke parecía como si estuviera enfadado, tomé una playera y un pants negros suyos que también parecían de mi talla, fui al baño, dejé la ropa de ese día y me sorprendí al no ver mi ropa, de seguro estaba hasta el fondo, bueno, la buscaría al día siguiente.
Salí del baño y me acosté lentamente en la cama de Sasuke, estábamos de espaldas y estaba a punto de dormirme cuando Sasuke me habló.
-¿Estás dormida?- el ruido que Sasuke hizo, indicaba que se había volteado y me estaba viendo.
-¿Qué sucede?, ¿te duele algo?- me volteé yo también y grande fue mi sorpresa cuando en un segundo él ya me tenía abrazada, totalmente rodeada por sus brazos y apretándome contra su pecho.
-Tú quédate quieta, no te voy a hacer nada, sólo…no te sueltes- la sangre se me subió a las mejillas, no se sí vio lo sonrojada que estaba, pero cerré los ojos y con mi brazo derecho, abracé su espalda y me aferré un poco más a él.
Tú de tu lado y yo del mío, sí como no, de seguro Naruto se iba a poner todo loco si se enteraba y mis padres no sabían nada de mí, Sasuke había salido del hospital hacia poco y tenía que cuidarlo al máximo, de seguro eso de abrazarme, dejar que le cantará, leerle, era sólo dejar que yo lo consintiera, todo iba a volver a la normalidad cuando se recuperará, eso me aterraba, pero de momento, lo disfrutaba mucho.
avatar
Sakura_Uchiha
León Adulto
León Adulto

Femenino Mensajes : 128
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 01/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Así nos pasó.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.